Sigueme a través de tu correo electrónico

viernes, 1 de junio de 2012

Huérfana de Cofradías

Avd. de la Constitución a vista de pájaro
Llevamos dos años para olvidar de nuestra memoria, en lo referente a las Hermandades y Cofradías a causa de las inclemencias meteorológicas. Ya las piedras de esta Avenida de la Constitución, antigua de Primo de Rivera o también Génova, no se acuerda lo que es pasar más de ciento veinte pasos por sus lozanas piedras.

La Avenida de la Constitución no se acuerda de como tiene la cera ciertas Hermandades, ni cuenta, tan de moda que está, los cientos o miles de nazarenos que discurren a lo largo de la misma. Ya no sabe a incienso, ni a pastilla quemada, ni a la canela y clavo de los Gitanos, ni al sudor de los barrios, ni a pitos del silencio, por que todo pasa.... pero en esta ocasión no queda.

La Avenida de la Constitución llora el no ver al Dios Expirante de Triana, ni a la Reina del Cerro, no discute con Anás en San Lorenzo, ni acompaña a la Antigua a los pies de la Misericordia en Santa Cruz. La Avd. de la Constitución tampoco ayuda a elevar la Cruz en Santa Catalina ni azotar al Señor de las Cigarreras y sufre por las Tres Necesidades aunque goza de buena Salud, que le da San Bernardo.

La lluvia hace que no llore la cera por sus llagas, ni sufre por los "avisos" de la pértiga, ni recuerda las notas musicales de una marcha tras un palio que acaba de pasar... La Avenida está huérfana de Semana Santa, de levantás, de chicotas por derecho, de cambios al son de la música, de filas con altos capirotes y de flores que dejan de ser alfombra de un Dios hecho Hombre para quedarse rozando su suelo.

Ya queda menos, sólo 296 para que volvamos a vivirla y a sentirla... pero en esta ocasión esperemos que San Pedro, se acuerde que llevamos varios años sin disfrutarla.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"