Sigueme a través de tu correo electrónico

martes, 7 de junio de 2016

El monumento funerario a San Juan Nepomuceno

En la ciudad de Praga se venera con especial recelo la tumba de San Juan Nepomuceno o Juan de Nepomuk (Jan Nepomucký en checo) que vivió desde 1340 hasta el día 20 de marzo de 1393, siendo este el santo patrón de Bohemia. También es el patrón de la Infantería de Marina Española, y su festividad se celebra el 16 de mayo.

Según la leyenda, el santo era el confesor de Sofía de Bavaria, la reina consorte de Bohemia y se negó a romper el voto de secreto de confesión lo que causó la ira del rey Wenceslao IV de Bohemia.

Juan Nepomuceno fue el primer santo en recibir martirio por guardar el secreto de confesión, es el
protector contra las calumnias, y debido a la forma de su muerte, protector frente a las inundaciones.

Con el tiempo, el Vaticano declaró en 1961 que esta creencia tradicional era infundada.

La tumba o monumento funerario en honor de San Juan Nepomuceno fue construído en 1736, en la cabecera o girola de la Catedral de San Vito en la ciudad de Praga, es de plata y sus orfebres fueron Joseph Emanuel Fischer von Erlach, Antonio Corradini y Jan Josef Würt. Fue encargada por Carlos VI y financiada por suscripción popular.

La dinámica de la obra remarca la apoteosis del santo. En este mismo lugar se encuentran las tumbas de catorce obispos de Praga. Es una de las pocas obras barrocas de la catedral que han quedado intactas hasta hoy. Su altura es de cinco metros y las estatuas de los patrones checos fueron realizadas en 1699 por Rinaldo Ranzoni.

Biografía: www.wikipedia.org

Parte trasera del monumento

Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"