Sigueme a través de tu correo electrónico

viernes, 28 de junio de 2013

La Hermandad de los Gitanos de Ronda

Rompemos durante un día el ciclo magno mariano "María, Reina de Granada" para acercaros a la Hermandad de los Gitanos de la ciudad malagueña de Ronda. Esta corporación data del año 1949 aunque tras un ciclo de inactividad, producido por diversos problemas internos, se retoma el proyecto originario, convirtiéndose de nuevo en Hermandad a la 2004, tras dos años de Agrupación Parroquial. Su sede canónica es la Colegiata de Santa María la Mayor.

La talla de Nuestro Padre Jesús de la Salud, conocido con el sobrenombre de "Manué", es una imagen de talla de vestir realizada en madera de cedro, de estilo clásico, datado de la escuela Sevillana entorno al siglo XVIII y de autor anónimo, adquirida aproximadamente a principios de los años 50. En el año 1994 se reorganiza la cofradía y se firma con la Hermandad de Nuestro Padre Jesús atado en la Columna y María Santísima de la Esperanza, la cesión definitiva de la imagen del Señor. Debido a su mal estado por el paso del tiempo, ese mismo año, la imagen sufre una profunda restauración en el taller del escultor e imaginero hispalense Manuel Ramos Corona, quien retoca la policromía, le realiza un nuevo cuerpo, y restaura la peana y manos del Señor.

Procesiona sobre un paso barroco dorado e iluminado por faroles plateados que perteneció a la Hermandad del Santo Entierro de la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor. Su Estación de Penitencia la realiza en la tarde noche del Domingo de Ramos y los pasos son portados a costal.

La imagen mariana también es cedida en el año 1994 por la hermandad antes mencionada, bajo la advocación de María Santísima de la Amargura. Es una imagen de candelero para vestir, talladas las manos y cabeza, y de una policromía especialmente blanca. Sobre su sien se coloca una corona del siglo XIX de orfebrería cordobesa, y que es un regalo de la Asociación de Anticuarios Andaluces y donaciones anónimas. Doña Pilar Medina, Marquesa Viuda de Paradas, fue la madrina de éste acto.

Debido a ciertas diferencias con la representación de la Virgen María, es en el año 1999, cuando se sustituye por una de nueva factura realizada por el imaginero sevillano Manuel Ramos Corona. Es una imagen de candelero para vestir. Representa el momento en el que la Santísima Virgen es acompañada por San Juan Evangelista en la calle de la Amargura, camino del Calvario. La cabeza está ligeramente inclinada a la derecha, tiene cabello natural, las cejas son rectas y levemente arqueadas hacia las sienes. Los ojos son pintados sobre madera y de color un color verde muy característico, tienen la mirada baja y recta, lleva pestañas postizas en el párpado superior y pintadas en el inferior,  nariz recta, boca entreabierta, y cinco lágrimas de cristal surcan su rostro, dos en la mejilla izquierda y tres en la derecha. Tiene una policromía de tez morena, característica que era deseo de la Hermandad que tuviera la Dolorosa y que prescindía la anterior imagen.

Si hay algo que caracteriza a María Santísima de la Amargura, son los pendientes de coral que suele lucir cada Domingo de Ramos.

En 2003, se realiza el paso de palio de esta Dolorosa rondeña realizado en los talleres de Bollullos de la Mitación que regenta Benjamín Pérez, en oro fino.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"