Sigueme a través de tu correo electrónico

jueves, 25 de junio de 2015

La Virgen de los Dolores de Sanlúcar de Barrameda

Con los calores hoy nos damos una vuelta por la costa gaditana, para visitar a la Hermandad Servita de los Dolores de la localidad de Sanlúcar de Barrameda y mostraros la joya de Dolorosa que tiene esta corporación que realiza su Estación de Penitencia en la tarde noche del Miércoles Santo.

La imagen de Nuestra Señora de los Dolores es del siglo XVII o principios del XVIII, realizada en terracota policromada de estilo barroco. Su autoría no está documentada, aunque algunos estudiosos la atribuyen a la genial escultora Luisa Roldán “La Roldana”, teniendo esta teoría a su favor el que la imagen sea coetánea a la escultora, esté realizada en terracota, y posea de una calidad artística que sólo puede haber modelada por un genio de la escultura.
La imagen fue restaurada por el escultor hispalense Luis Álvarez Duarte en el año 1981, realizándole nuevo candelero y nuevas manos en madera de cedro. En 2002 fue intervenida de nuevo por este mismo escultor que sustituye los brazos y realiza una limpieza de la policromía.

El paso de palio lleva bordados en oro y sedas del Convento de San Rafael, de la propia localidad en la década de los años 50 del siglo XX en techo de palio, manto y bambalinas, sobre terciopelo negro. Tanto el manto como el palio  fueron restaurados, ampliados y pasados a nuevo terciopelo  en 1996 y 1997 respectivamente por el taller de Bordados "Santa María Magdalena" en Cádiz.

Los varales fueron realizados en alpaca plateada por el taller hispalense de los Hermanos Delgado en 1994 y destacan por su sencillez y originalidad. La candelería es obra de del taller de orfebrería "Villarreal", siendo las dos últimas tandas realizadas por Orfebrería "San Francisco" del municipio sanluqueño entre 1984 y 1996. También se debe al taller de Villarreal la ejecución de los candelabros de cola en metal plateado (1976), siendo las coronitas de Orfebrería Mallol, en 2003.

Las jarras del paso son de Orfebrería Villarreal, y las violeteras se ejecutaron en los talleres de Villarreal y de Orfebrería "San Francisco".

Los respiraderos son obra de Orfebrería Mallol, realizados en alpaca plateada en 2004, cobijando en la capilla frontal una miniatura  de la Santísima Trinidad, en alusión al Templo en el que la Hermandad reside.



Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"