Sigueme a través de tu correo electrónico

jueves, 25 de mayo de 2017

La columna de María en Viena

Tomamos vuelo y viajamos a Viena para visitar la Plaza Am Hof donde se sitúa el monumento a María Inmaculada, plaza con cierto toque papal, pues en ella, celebraron ciertos cultos tres papas: Pío VI, San Juan Pablo II y Benedicto XVI.

El monumento a María Inmaculada se encuentra en este enclave vienés, desde finales de la guerra de los treinta años, que durara de 1618 a 1648, siendo realizado en el año 1646, en el centro de la plaza Am Hof.

La columna fue financiada por el emperador Ferdinando III para conmemorar el peligro vencido de la amenaza sueca.

Una figura de bronce de María Inmaculada se alza sobre la columna que, a su vez, se levanta sobre un pedestal de base cuadrangular en cuyo entrepiso se hayan otras figuras, también de bronce, cuatro angelotes armados con espadas y escudos los cuales pelean contra un dragón que representa el hambre, un león (la guerra), una serpiente (la falta de fe) y un basilisk, figura mítica monstruosa, que representa la peste.

Las figuras de bronce fueron realizadas por Balthasar Herold, mientras que el proyecto del monumento mismo fue iniciado por Carlo Martino Carlone y terminado por Carlo Canevale.

En el lugar de la columna de María, Mariensäule, se encontraba anteriormente otra columna conmemorativa de mármol, igualmente con una figura de María y cuatro ángeles peleando contra dragones. Esta columna fue trasladada al palacio Wernstein en Austria Alta.

Biografía: http://www.vienna-tourist.com
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"