Sigueme a través de tu correo electrónico

jueves, 24 de febrero de 2011

El Vía Crucis del Aljarafe


Para los que no lo conocen el primer sábado de Cuaresma en la localidad próxima de Santiponce, la Hermandad del Nazareno celebra el Vía Crucis del Aljarafe, cumpliendo este año su vigesimoprimera edición.

A todo el que no haya ido le invito a que disfrute durante un rato de un momento de recogimiento al lado de la portentosa talla de Ntro. Padre Jesús Nazareno portado sobre andas y escoltado por cuatro hachones. Bengalas, teas y muchos asistentes acompaña el caminar por la población de Santiponce cuyas calles te trasladan por momentos a la Jerusalén de Cristo. Oscuras, tinieblas y penumbras hacen que este momento sea especial y recordado por el que suscribe, por su complicidad con el acto piadoso que se está viviendo.

Salidos del pueblo, campo a través llega las andas al lugar sagrado de los poncinos, donde se celebra una oración por los fallecidos, que ya disfrutan del Reino de Dios. Seguidamente y sin solución de continuidad, el cortejo se adentra en las famosas Ruinas Itálicas donde ya el escenario aún más si cabe te traslada a otra época.

Llegados al circo de este monumento romano las cruces de guía de las distintas hermandades invitadas se disponen a lo largo del perímetro del citado lugar, parando a sus pies las andas con el Nazareno y rezando cada estación del Vía Crucis. Silencio, todo el mundo calla, el único ruido es el de los flashes, el martillo de las andas, las racheadas de los portadores y el lector que anuncia poco a poco la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Tras esto la vuelta a casa (siempre bien acompañados del abrigo, que el frío en Itálica arrecia que da gusto).
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"