Sigueme a través de tu correo electrónico

lunes, 21 de marzo de 2011

La Luz que ilumina tu rostro

Besamanos de Ntro. Padre Jesús Cautivo y Rescatado

La ciudad se prepara para vivir el sueño de una semana. Previo a la Pasión, Muerte y Resurrección, encontramos los cultos internos de nuestros Sagrados Titulares, donde se estrena, se coloca las mejores prendas y se montan altares efímeros a cual más bello (hay excepciones).

Pero lo que nunca falta es la luz, no la artificial, sino la que produce el pabilo de los cirios, que iluminan y dan un colorido diferente al rostro del Señor. La cera que llora y se derrama por los candeleros y guardabrisas, me recuerda mucho a las Hijas de Jerusalén y a la frase del Maestro.

"(Lc 23,28) Mas Jesús, vuelto a ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no me lloréis a mí, mas llorad por vosotras mismas, y por vuestros hijos."
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"