Sigueme a través de tu correo electrónico

jueves, 20 de octubre de 2011

La Santa Miga

Hoy en el mundo en el que vivimos hasta las hormigas tienen derecho a que procesione su tesoro más apreciado, la Santa Miga. Haciéndonos valer de este símil, me paro a pensar cuantas y cuáles son las asociaciones no regladas por la Autoridad Eclesiástica que realizan su salida por las calles de nuestra Ciudad.

Entre ellas, están las que salen de un chiringo metálico cubierto por una lona, las que sale de un garaje-local comercial, colegios o incluso de su improvisada "capilla" a base de mezcla, ladrillos y un original proyecto arquitectónico.

Las más variopintas tienen hasta su anual besamanos o píes, según sea la escultura-estatua que ellos veneran o incluso a veces, he llegado a leer que tienen sus cultos, cosa más que lamentable al no ocupar un lugar en un espacio sagrado.

Cuando el que suscribe era adolescente, se pensaba en crear una de las tradiciones de nuestra Ciudad, como es la Cruz de Mayo. Allá por finales de abril nos reuníamos, buscábamos unos palés, madera de todo tipo y con cincuenta pesetas de puntillas creábamos ese altar itinerante al símbolo del Cristianismo y de paso imitar a las Hermandades de Penitencia y Gloria de Sevilla.

Hoy esto ha cambiado, si no hay una estatua de por medio, el "juego" se ve mermado bastante, además están los de turno que son los presidentes, vicepresidentes..., que a su vez hacen de capataces, cual Salvador Dorado o Rafael Franco, que Dios los tenga en su Gloria. Una cuota que en la mayoría de los casos asciende incluso a una anualidad de nuestras Hermandades, para hacer frente a la famosa banda de música de turno, unas flores que intentan pellizcar de las arcas municipales, permisos policiales por doquier y ¡¡¡hala!!!, a la calle que el barrio nos espera.

Todo esto es fácil, más aún cuando existe la facilidad de crear una Asociación Pública por la Junta de Andalucía, en la mayoría de los casos, que con tan sólo rellenar ciertos escritos y solicitudes en un plazo no máximo de seis meses, "están aprobadas"... eximiendo así las responsabilidades católicas para crear una Hermandad en toda regla (misas, ayudas parroquiales, examen de calidades en las imágenes sagradas, aprobaciones varias por parte del Delegado Episcopal para estos asuntos y un largo, etc...).

Al día siguiente de la salida, todo ha pasado, sucedido y... hasta el año que viene. Si la estatua que representa a Jesús o su Bendita Madre, tienen suerte estarán en un habitáculo, lo más digno posible, para su "veneración", si no ocuparán un lugar privilegiado en las casas particulares, armarios o incluso trasteros de los bloques del barrio.

Esto es un hecho constante y sonante, es una realidad parpable, hoy ya no se juega a las chapas, al trompo, a la lima, a las Cruces de Mayo o al fútbol (por decir algo) hoy se juega a las Hermandades.

Nota: Quedan exentas todas aquellas procesiones que pese a no estar regladas por la Autoridad Eclesiástica si son aprobadas o iniciadas por una orden religiosa, que también tenemos estos casos y que en su caso, cuentan con el consentimiento del Palacio Arzobispal.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"