Sigueme a través de tu correo electrónico

jueves, 29 de diciembre de 2011

Las Columnas de Hércules

Columnas de la Alameda de Hércules
En la Alameda de Hércules podemos contemplar las famosas Columnas de Hércules tan utilizadas en algunas heráldicas y escudos de ciudades españolas (Sevilla, Cádiz o Melilla...).

Así este entorno se construyó en 1574 como jardín público siendo el más antiguo de España y de Europa, pese a que en 1570 se construyó uno anterior, el Paseo del Prado de Madrid, que fue transformado, en 1781.

Este amplio jardín es el más extenso de los espacios públicos localizados en el interior del casco antiguo de la ciudad. Se encuentra ubicado entre el Barrio de San Lorenzo y el barrio de la Macarena. Inspirados en la Alameda de Hércules tenemos otras parecidas en Écija o en Lima (Perú).

Durante el último cuarto del siglo XX, se celebró un mercadillo, parecido al tradicional "Jueves" de la calle Feria. Por la noche es animada zona de copas y restaurantes, estando casi completamente desaparecida la prostitución por la que fue famosa durante mucho tiempo y en la que se llegaron a contabilizar 35 prostíbulos, según datos del año 1989.

En diciembre de 2008, se terminaron las obras de remodelación urbanística de esta zona. Estas obras han provocado una gran alteración de los restos del primitivo jardín histórico que, aunque descuidado, por la situación "laboral" del entorno, permanecía básicamente inalterado.

En las recientes obras se ha restringido el estacionamiento de vehículos y se ha eliminado el albero que cubrió su suelo durante el siglo XX por unas lozas de color amarillo y burdeos, así como las verjas que protegían del público a los pedestales de las cuatro columnas.

También se ha construido en la obra fallida de la que iba a ser la primera estación de Metro en el proyecto de 1977, un tanque o pozo de tormentas, depósito para recogida de las aguas pluviales de 24 metros de profundidad y una capacidad de 11.500 m3.

El espacio se completó con la instalación de varias fuentes y surtidores que en verano son muy socorridas por los viandantes del lugar para sofocar las intensas temperaturas que asolan nuestra ciudad.

Las Columnas

En el extremo más cercano a las calles Amor de Dios y Trabajo, se colocaron en 1574 dos columnas procedentes de un templo romano, de un edificio todavía conservado en la calle Mármoles y del que aún existen otras tres columnas en la citada calle.

Sobre las mismas se colocaron dos esculturas realizadas por Diego de Pesquera, de Hércules (fundador mítico de la ciudad) y Julio César (restaurador de Híspalis).
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"