Sigueme a través de tu correo electrónico

martes, 14 de mayo de 2013

Tú, mi Auxiliadora

La devoción hacia María Auxiliadora traspasa fronteras, límites e incluso líneas imaginarias, es un fervor lleno de esa Fe, que este año reclamamos y que no se palpa aunque si se percibe en los sentidos.

Desde que tengo uso de razón, Ella no ha faltado en mi mente, ya sea asistiendo a su procesión triunfal o cuando con mi abuela, que Ella la tenga en su Gloria, visitaba su Basílica en la localidad de Utrera, momento indispensable del paseo vespertino, que nos llevaba de vuelta a sus plantas.

El rezo o la jaculatoria hacia la Virgen de Don Bosco, es un ir y ver de peregrinos que se acercan hasta la Magna Basílica en la Casa Trinitaria, véase la fotografía donde un feligrés le cuenta a la dulce Madonna, sus anhelos e inquietudes.

Mayo se viste de flor para recibirla y de nuevo, viviré ese momento de estar en su procesión, ya sea de público como desde el año pasado, que participo siendo los pies por Sevilla, del legado de Don Bosco, maestro de muchos y libro abierto del amor a María.

Que Ella quiera, que con la edad de este señor, pueda estar a sus plantas también rezándole, pidiéndole por verla un año más y depositar mi beso en su divino pie.

¡¡¡Viva María Auxiliadora, Viva Don Bosco!!!
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"