Sigueme a través de tu correo electrónico

miércoles, 5 de junio de 2013

La Virgen de Consolación de Granada


Traemos hoy la imagen mariana de la Cofradía del Cristo de San Agustín que participó en la pasada Magna Mariana celebrada en Granada, bajo el lema "María, Reina de Granada".

La imagen es de candelero realizada por el imaginero sevillano Antonio J. Dubé de Luque, bendecida bajo el nombre de Ntra. Madre y Sra. de la Consolación, fue bendecida en 1990, realizada en madera de cedro, con los ojos policromados. En ella se intenta captar un momento profundamente humano, el dolor de una madre por su hijo, pero encarnado en la que es Reina del Cielo. Este difícil reto se resuelve en una soberana belleza, de gran finura, que revela un hábil manejo de las gubias en el modelado del rostro, sin dureza, pero con hondura y sentimiento.

Presenta la imagen inclinación en la cabeza hacia la izquierda que la dota de gran expresividad y realismo acusado éste por cuatro lágrimas y boca entreabierta que redunda en el dolor de María ante Cristo muerto.

Está concebida para ir acompañada por la imagen del "Discípulo amado" cuya talla se bendijo en 2001 y es obra del mismo imaginero hispalense. Así mismo se representa en el paso de palio, en ejecución, por la imagen de Santa María Magdalena, representando en el misterio de la Sacra Conversación. La talla es de Elías Rodríguez Picón en 2007.

El paso de palio procesiona en la tarde noche del Lunes Santo desde el año 2008 y es acompañado por música de capilla.

El paso de palio está realizado en orfebrería con incrustaciones de carey en el taller de Orfebrería Andaluza, siguiendo un diseño en reminiscencias clásicas con el uso de tondos e imperial, propia del s. XIX. 

El diseño del paso se debe a Dubé de Luque y consta de iconografía bíblica vetéreo y neotestamentaria, si bien predominan los del primero dando fe la representación en los mencionados tondos de los doce hijos de Jacob distribuidos entre la delantera y trasera del palio amén de los laterales donde se combinan con dos tondos más con las Cruces de Jerusalén, elemento tan característico de la Hermandad. 

Rematan las esquinas de la crestería cuatro águilas coronadas que llevan cuatro escudos, pertenecientes a los blasones de los personajes emblemáticos de la historia de la Cofradía como Fray Bernardo de los Ríos.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"