Sigueme a través de tu correo electrónico

jueves, 20 de junio de 2013

La Virgen de la Aurora del Albayzin en Granada

Seguimos con el análisis fotográfico y cultural de la Procesión Magna Cofrade "María, Reina de Granada" que tuvo lugar en la capital nazarí el pasado día 18 de mayo y que congregó a numerosos cofrades, con motivo del I Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias, Patrona de esta ciudad andaluza.

Nos trasladamos al popular barrio del Albayzin para contemplar a la Virgen de la Aurora del Albayzin Coronada, que procesiona habitualmente el Jueves Santo.
La imagen mariana es vestir de finales del S.XVII, de tamaño natural y de autor desconocido. Su advocación viene heredada de la primitiva imagen de La Aurora, Titular de una asociación rosariana que disfrutó de un notable auge en la parte baja del barrio, el cual la hermandad trató de rescatar desde los primeros años de su fundación. La policromía de la misma, mate y no brillante como era el uso de la imaginería barroca granadina de finales del XVII y principios del XVIII con la pretensión de aportar mayor naturalidad y realismo; presenta lágrimas acabadas en resina y no cristal y su actitud no es la arquetípica de "mater dolorosa" sino más bien de entereza ante el dolor; es un logradísimo gesto de contención de las lágrimas, que de otra forma rodarían a pares por su rostro, ya que sus ojos están inequívocamente henchidos por la pena.

La venerada imagen de la Virgen de la Aurora fue coronada canónicamente en la Santa Iglesia Catedral el 8 de Mayo de 2011, y en el decreto de coronación procedente de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, se le atribuyó la denominación de María Santísima de la Aurora del Albayzín, uniendo así de forma oficial y definitiva, a la Madre con su barrio.

El paso de palio de palio de María Santísima fue realizado en su parte de orfebrería casi exclusivamente por los señores Juan Antonio Borrero y Francisco Fernández (q.e.p.d.), de Orfebrería Triana, quienes realizarían el respiradero, peana, varales, jarras  y candelabros de cola. Las únicas excepciones en cuanto a orfebrería la encontramos en la candelería, obra de Brihuega y el llamador, obra de Santos.

El techo y caídas del palio fueron realizados por el taller de bordados que regenta José Ramón Paleteiro Bellerín, bordado en en oro fino y sedas sobre damasco blanco. Las caídas incorporan además bordado sobre malla de oro. La gloria es una pintura de Manuel López Vázquez, que representa a la Coronación de la Virgen, réplica de la que preside el Altar Mayor y la sede canónica de esta corporación, San Miguel Bajo.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"