Sigueme a través de tu correo electrónico

martes, 5 de agosto de 2014

La Virgen de la Amargura de Huelva

La Hermandad del Nazareno de Huelva posee una de las Dolorosas más bellas de la ciudad, bajo la advocación de María Stma. de la Amargura.

La imagen es obra, tras la pérdida de la anterior en la Guerra Civil, de Ramón Chaveli Carreres, en el año 1937. Curiosamente esta imagen sustituyó a una que procesionó durante sólo un año y que con los años pasó a ser la titular de la Hermandad de la Soledad, que más adelante analizaremos.

La imagen de la Amargura mide 1,63 cms y su factura es bastante curiosa dentro de las Dolorosas onubenses. Al ser el autor de escuela valenciana tiene la particularidad de no ser de candelero y tener tallada la túnica y los pies que aparecen calzados con unas sandalias anudadas.
En el año 1946, el escultor León Ortega intervino en la imagen rectificando la cintura y fue en 1950 a resultas de un incendio fortuito cuando la imagen de la Amargura, que no sufrió daños de envergadura, fue restaurada por Sebastián Santos Rojas, éste le talló a su vez un nuevo juego de manos. 

En 2006, el hispalense Emilio Gutiérrez Carrasquilla, le realizó nuevos brazos articulados y limpió la policromía de la talla, eliminando los estratos de suciedad recuperando las zonas que habían perdidos la policromía y sustituyó las pestañas por otras de pelo natural.

Tras la Guerra, se reconstruye el paso de palio, que se perdió casi en su totalidad, permaneciendo el palio de Rodríguez Ojeda. En los sesenta se adquieren las jarras del palio obra del trianero Juan Borrero, la peana de Jesús Domínguez y los faroles de entrevarales de Seco.

A finales de los ochenta y principio de los noventa, se estrena la candelería, obra también de Borrero, los varales y candelabros de cola de Ramón León Peñuelas. Las bambalinas se restauraron y se realizó un nuevo techo de palio, todo ello confeccionado en los talleres de Brenes, que regentan Fernández y Enríquez.

El año de la Expo se estrenó los respiraderos y se restauró las jarras del palio y faroles del mismo, en el taller de Ramón León. Finalizó la recontrucción del palio con una réplica en plata para la entrecalle del paso de la Virgen del Rocío obra de Marmolejo (2002).

La Virgen en la Madrugá va acompañada en su paso de palio por la imagen de San Juan Evangelista, se cree que es obra de Tomás Chaveli, restaurada en 1950 por Sebastián Santos.

Biografía: Hermandad del Nazareno
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"