Sigueme a través de tu correo electrónico

miércoles, 22 de julio de 2015

El Prendimiento de Jesús de Hellín

Viajamos hoy hasta la provincia de Hellín para mostraros el paso que representa el Prendimiento de Nuestro Señor Jesucristo, que se encuentra en la Parroquia de la Asunción.

El grupo escultórico que conforma este misterio, con cuatro imágenes secundarias y la del Señor es obra de Federico Coullaut Valera Mendigutía en el año 1950. Representa el momento en que Nuestro Señor es prendido en el Huerto de los Olivos por los criados del Sumo Sacerdote.

El boceto original de estas esculturas, formado por ocho imágenes, fue premiado en la Exposición Nacional del Arte Sacro en 1942.

Es una composición barroca, de inspiración salzillesca, enraizada en la rica tradición imaginera castellana del S. XVII. En el centro destaca la figura de Jesús de pie, donde destaca sus rostro sereno y bellísimo de una figura mayestática. Tiene la mirada melancólica de quien lo sabe, lo comprende y lo perdona todo. Su brazo izquierdo, está extendido en actitud comedida pero firme. Detiene con su mano alzada la cólera de San Pedro, quien con la espada en alto, levanta su brazo poderoso, dispuesto a asestar un golpe contra Malco, caído a sus pies. Se observa movimiento y violencia en las telas de estas dos figuras, que contrastan con la serenidad y equilibrio de la figura de Cristo.

Detrás de Jesús, se encuentra la figura de un sayón con la mano izquierda sobre el hombro del Hijo de Dios y la derecha levantada casi como una garra, dispuesta a descargar su furia contra aquel. Es una figura terrorífica, poderosa, de músculos muy pronunciados, torso desnudo, piernas enormes y telas con un gran movimiento. Detrás de estas dos figuras, en el ángulo opuesto, vemos la figura de Judas que consciente ya de su crimen y hundido en la miseria, huye tambaleante de la escena del crimen. Tiene la pierna izquierda adelantada; en la mano derecha la bolsa de su perdición  En sus ojos se ve la pena y el dolor y se presiente el arrepentimiento que le llevará al suicidio.

Tal es el valor de este grupo escultórico, que con fecha 1 de agosto de 2007, se inició el expediente de incoación para la catalogación de El Prendimiento, y el 8 de agosto de 2008, era incluido en el Inventario de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español del Ministerio de Cultura.

En 2008, fueron restauradas completamente las imágenes por Pablo Nieto Vidal, quien devolvió la brillantez y la policromía original a todo el conjunto.

El trono procesional se conforma de dos pisos, en madera decorada con motivos florales de hojas de acanto, con cuatro grandes medallones decoran sus caras; en el frente una Piedad, en los laterales el Beso de Judas y El Prendimiento y en la trasera las iniciales JHS junto a unas hojas de trigo y un racimo de uva, siendo realizado realizado por el mismo escultor del misterio, salvo los medallones que van lacados, todo el trono está dorado con oro fino. Fue restaurado entre 2008 y 2009 en los talleres de Javier Bernal, director del Centro de Restauración de la Comunidad Autónoma de Murcia.


El arco de campana se sitúa en la parte delantera del trono y es incorporado en 2008, para dar las órdenes por el mayordomo de trono a los portadores, realizado por el escultor José Miguel Tirao Carpio en Torredonjimeno, siendo de madera tallada y lacada, formado por dos brazos con motivos de hojas de acanto, rematado en la parte superior por el escudo de la cofradía, el cual va escoltado por dos angelitos policromados. La campana es de bronce.

Ocho cabezas que rematan los varales del trono que se estrenaron en la procesión de Jueves Santo del año 2008, siendo realizados por el escultor José Miguel Tiaro Carpio de Torredonjimeno. Son de madera tallada y lacada con motivos de hojas de acanto.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"