Sigueme a través de tu correo electrónico

viernes, 21 de julio de 2017

El Acueducto de Segovia


Viajamos hoy hasta Castilla y León, y más concretamente hasta la ciudad de Segovia, donde ya analizamos el Alcázar y hoy traemos, quizás, uno de los monumentos más importantes del país así como conocido, como es el Acueducto de Segovia.

No tanto por la historia de la que es popularísima si no por la leyenda que acarrea este monumento civil construido por los romanos a principios del siglo II d. C., con el final del reinado del Emperador Trajano o principios del de Adriano. La parte más visible, y por lo tanto famosa, que es la que ilustra la fotografía, es la arquería que cruza la plaza del Azoguejo, en la ciudad.


Hay una leyenda del Acueducto de Segovia en la que se cuenta que una niña subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con el cántaro lleno de agua. Un día, harta de aquello, pidió al demonio que construyera algún medio para que no tuviera que subir y bajar todos los días con el cántaro. Entonces, por la noche, se le apareció el diablo y le concedió el deseo a cambio de que, si conseguía terminar el acueducto antes de que cantara el gallo, le tendría que dar su alma. La niña accedió y el diablo comenzó a construir el acueducto, momento en que la niña se arrepintió de haberlo deseado. Justo cuando le quedaba una piedra para terminar cantó el gallo, lo que hizo que el diablo fracasara y la niña no perdiera su alma. En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen del Carmen.

Biografía: wikipedia.org
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"