Sigueme a través de tu correo electrónico

martes, 24 de julio de 2012

El Templo de Ntra. Sra. de Consolación en Cazalla de la Sierra

Iglesia de Ntra. Sra. de Consolación de Cazalla de la Sierra
En Cazalla de la Sierra, provincia de Sevilla, tenemos un gran templo como es el de Ntra. Sra. de Consolación, situado en el centro neurálgico de la población de la Sierra Norte sevillana.

Dicho templo se sitúa en lo alto de una ladera y se encuentra adosado a una puerta de las antiguas murallas almohades, en las que se realizaron diversas obras y reformas en estilo mudéjar. Parece ser que es en 1350 cuando tiene lugar la construcción de la primitiva iglesia mudéjar.
Presenta tres momentos constructivos diferentes. El primero puede fecharse en los siglos XIV y XV, construyéndose entonces una iglesia mudéjar con tres naves, ábside poligonal y torre-fachada. 

En 1538 se inicia una segunda etapa, que no llegó a finalizarse, en la que se derribó parte de la obra anterior, comenzándose la construcción de un nuevo templo de tipo renacentista, planta rectangular, y con tres naves cubiertas con bóvedas vaídas casetonadas soportadas por grandes pilares con columnas adosadas. 

Y una tercera fase, que tuvo lugar en el segundo tercio del siglo XVIII, reformándose los tramos aún existentes de la primitiva iglesia mudéjar, cubriéndolos con bóvedas de cañón y lunetos, y levantándose la portada lateral.

Elementos destacados del conjunto son, en primer lugar, la torre-fachada, compuesta por dos núcleos claramente diferenciados y con una portada ojival; y en segundo término, el interior renacentista, cuyos pilares, rematados por dados de entablamento en los que se sitúan relieves con apóstoles y santos, son una copia bastante fiel de los soportes empleados en la Sacristía Mayor de la Catedral de Sevilla. Con la obra renacentista se relaciona la inscripción situada en uno de los muros exteriores que se fecha en 1538. 

Parece ser que fue Diego de Riaño el maestro que comenzó la obra de esta Iglesia Parroquial dejándola inconclusa, teniendo que ser su discípulo-aparejador Martín de Gainza, quien la concluyera tras la muerte del maestro.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"