Sigueme a través de tu correo electrónico

viernes, 20 de julio de 2012

Esperando a su Hijo

Esta imagen es la que nos encontramos cada Viernes de Dolores cuando nos acercamos al encantador ex-Convento de Santa María de la Paz, sita en la calle Bustos Tavera y sede canónica de la Hermandad de la Sagrada Mortaja.

En sus rincones se guardan recuerdos, leyendas y sobre todo se respira paz y tranquilidad entorno a la Virgen de la Piedad y al Cristo descendido de la Cruz.

Así en la instantánea la bella Dolorosa de la corporación del Viernes Santo aguarda la llegada de su Hijo que tendrá lugar como preceptúan las Reglas Corporativas en la tarde noche en su solemne y escalofriante traslado desde el altar mayor donde ha estado en Besapiés durante todo el día, hasta el paso procesional.

Presentes en el acto de incorporar al Cristo yacente en el regazo de su Madre, los Santos Varones, Nicodemo y José de Arimatea que cual Notario, certifican cada año la acogida de su Madre y el dolor por la muerte del Maestro.

En Bustos Tavera se transmite duelo, tañidos de campana y en la espadaña se vislumbra el reflejo del muñidor.
Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"