Sigueme a través de tu correo electrónico

viernes, 7 de agosto de 2015

Viena: A vista de pájaro desde la Catedral de San Esteban

Hoy os quiero mostrar unas instantáneas tomadas desde la Catedral de San Esteban (Stephansdom), en la ciudad de Viena, concretamente desde la torre campanario de este magno templo que cuenta con trecientos cuarenta y tres escalones, para ascender a lo más alto de la torre.

Las vistas son inmejorables, vistas de todos los templos metropolitanos, de la Ópera, el parque, el Parlamento, el Ayuntamiento, la Bolsa, la Plaza de María Teresa y un largo etc... que poco a poco hos iré mostrando, para intentar que vayáis a este maravilloso país.

La torre que visitamos, conocida popularmente como "Steffi" (Estebanillo), se inició con posterioridad a las torres sur.

El duque Rodolfo IV colocó la primera piedra el 7 de abril de 1359 según dice la tradición. La estancia bajo la torre y la capilla de Santa Catalina se terminaron en 1369, y la primera planta en 1404. En 1409 se tuvo que demoler parte de lo construido debido a la existencia de errores de ejecución. Este mismo año se recomenzó la construcción con un proyecto realizado por el maestro Peter von Prachatitz, solventado económicamente por la burguesía.12 Las primeras campanas se colocaron en 1416. En 1433 Hans Prachatitz colocó la cruz de dos brazos de la aguja de la torre.

La base de la torre forma un cuadrado que paulatinamente se convierte en octógono regular. La torre, de figura piramidal, se va estrechando paulatinamente desde el suelo hasta la punta, donde surge una cima con torres angulares que conforman doce pequeños pináculos rodeando la aguja principal. Estos pináculos representan a los doce apóstoles, dado que la torre está unida al coro de los Apóstoles.

El piso superior octogonal debió haber sido construido sobre el gablete triangular, pero una contraorden dada en 1400 agregó un piso de planta cuadrada al gablete, para alojar campanas.

La cima representa a Jesús y se divide en tres partes, representando a la Trinidad. Sobre un pequeño soporte de piedra se apoya un florón con su capitel. En él aparece un águila con una cruz de dos brazos. Corona la torre una inscripción grabada del emperador Francisco José I que reza Viribus Unitis ("unidas las fuerzas").

La torre servía de atalaya para los bomberos, quienes la usaron desde el siglo XV hasta después de finalizada la Segunda Guerra Mundial. Durante la invasión turca se utilizó con fines estratégicos. En 1417 poseía un reloj, que fue desmontado entre 1860 y 1861 durante las labores de restauración, y nunca fue repuesto, permaneciendo la torre sin reloj hasta hoy.

Biografía: wikipedia.org





Publicar un comentario
Para dejar tus impresiones, comentarios o gustos mira en el final de cada entrada en las pestañitas que pone "me gusta" o "no me gusta"